logo-desktop
logo-tablet
logo-mobile

¡No puedo venir a entrenar, tengo que estudiar!

23 Oct 2014
864 veces

¿Qué entrenador no ha oído alguna vez...?

¡El Martes no puedo venir que tengo un examen! ¡Esta semana no puedo venir que tengo que estudiar! ¡Mi hijo no vendrá el miércoles porque no le da tiempo, tiene que estudiar!

¡Yo si la he oído! y como entrenador me preguntaba...

¿Qué le digo yo ahora? ¿Cómo gestiono esto? ¿Es que los demás no estudian?

He entrenado varios años un equipo juvenil, posiblemente la categoría mas conflictiva, ya que el bachiller es muy muy importante, no solo porque hay que aprobarlo sino por que hay que sacar la mejor nota posible de cara al acceso universitario.

Al acabar el partido del sábado (normalmente sobre las 7 de la tarde), alguna conversación fue así:

- JUGADOR: “¡El martes no puedo venir que tengo un examen el miércoles!”
- ENTRENADOR: ¿Esta tarde, mañana durante todo el día o el lunes que vas a hacer?
- J: Ahora hemos quedado para salir a cenar, mañana descansare todo el día, si me da tiempo… bueno es que no puedo venir, que así estudio y lo preparo mejor!
- E: ¿Entonces el martes vas a estudiar toda la tarde? ¿Por qué no lo has preparado todo antes? ¿Por qué no adelantas trabajo y vienes a entrenar? ¡Te vendrá bien para despejarte!
- J: Es que no me da tiempo, y no he podido hacerlo antes, así estudio toda la tarde.
- E: ¡Vale no te preocupes, pero saca nota! ¡Pero hay que organizarse mejor!

¿Pensáis que chicos con este perfil eran los mejores académicamente? Precisamente eran los que siempre estaban “apagando incendios”, los que estudiaban al día, los que mas salían, los que mas desorden llevaban en el día a día, sin embargo había otro tipo de perfil, chicos que no bajaban del 9 de media, eran los que mas entrenaban, lo hacían con su equipo y si podían se quedaban con el de la categoría superior, los que mas motivados estaban ya que cumplían con creces su compromiso deportivo, mas el académico y el familiar, los que daban el 100% en todo lo que hacían, los que tenían claro a donde querían llegar y como, también el esfuerzo que suponía ser quien querían ser, se organizaban las tareas minuciosamente, había sobre todo un chaval, que era un espectáculo y un ejemplo a seguir, ya que su objetivo claro, clarisimo era ser médico, y jugar al balonmano, sus dos pasiones por las que cada día merecía todo el esfuerzo que requería cumplir el compromiso sobre todo consigo mismo, y con los compañeros, de hecho esta estudiando medicina y jugando a gran nivel, pero eso te lo da solo la autodisciplina que requiere cumplir un horario y un plan.

 

“LA VERDADERA LIBERTAD NOS LA DA LA AUTO-DISCIPLINA”

Todos pensamos que la libertad es hacer lo que nos venga en gana, pero las personas que parecen más libres son las mas disciplinadas, enfocadas y auto-dirigidas, para muchos chavales la libertad es acostarse a la hora que les plazca, dormir toda la mañana, hacer lo que se les ocurra en el momento, eso no es malo, todos hemos sido jóvenes y mientras que no sobrepasen unos límites, límites que todo el mundo necesita, ya que si no pueden llevar al caos, al conflicto, a la frustración, la indisciplina causa dolor y apatía, el no saber donde estoy y donde quiero ir no es sano.

O les enseñamos a auto disciplinarse o serán disciplinados por otros, hablamos de su vida fuera del deporte por supuesto, por eso es tan importante cumplir con tus compromisos y tener orden, es una enseñanza para la vida, que aprendan a estructurar sus vidas alrededor de objetivos ecológicos y beneficiosos para ellos, eso les permitirá manejar sus vidas y tendrán la libertad para elegir su camino, la indisciplina les alejara de él por infinidad de pequeñas decisiones descuidadas e improvisadas, el deporte es un premio algo que les gusta, pero también es un aprendizaje de lo que es el fracaso y el éxito, el trabajo duro, la perseverancia, el compañerismo, el compromiso y otra innumerable lista de valores que te aporta.

Os pongo un caso práctico de un cadete de primer año (13 años). Su pasión es el balonmano, quiere entrenar con juveniles, ¿que trastorno supone para él?, que debe adelantar trabajo los días que no entrena, seguir descansando lo que necesita para regenerar cuerpo y mente, en definitiva poner mas carne en el asador, ya que debe mantener las notas como mínimo, esforzarse desde primera hora de la mañana para atender al máximo en clase y ser participativo, así todo el estudio y trabajos posteriores serán mas sencillos, si hace esto y estudia bien, tampoco necesita apoyo (academias), con lo cual va más desahogado.

¿De dónde saca el tiempo? ¿Es imposible? Este es su planning semanal:

 calendario semanal

Cumplirlo necesita de motivación y autodisciplina, y mucho esfuerzo, para quitarse otras distracciones que no le aportan nada, su vida social y amigos los tiene en su entorno y utiliza el tiempo en lo que le apasiona “balonmano” y en lo importante que tiene que hacer “estudios, descanso, alimentación”, aun así quedan muchos huecos libres, ¿verdad?, al organizarte minimizas que los ladrones del tiempo te lo roben, no ocupas tu tiempo con cosas que no te aportan nada, las haces realmente si te apetecen y no entorpecen tu camino, sabes a donde vas y como quieres ir.

 

¿Como gestiono eficazmente mi tiempo?

1. ¡HAY QUE QUERER HACERLO! Querer realmente cambiar los hábitos improductivos para adoptar otros más beneficioso y encaminados hacia lo que realmente quieres.

2. SABER LOS BENEFICIOS QUE TE APORTARA EL CAMBIO para tener una fuerte motivación.

3. PLANIFICAR Y PASAR A LA ACCIÓN, crear un plan estratégico, para repartir tus tareas y horas disponibles, sabiendo claramente lo que quieres y lo que necesitas pagar para conseguirlo, priorizando las tareas que te enfoquen a tus objetivos.

 

¿Por qué debemos planificar?

- Descarga la memoria.
- Tiene un efecto psicológico motivador.
- Facilita la orientación hacia los objetivos.
- Evita la distracción.
- No se olvida lo que pueda quedar por solucionar.
- Sirve de control del tiempo perdido.
- Ayudan a decir No.

 

LA GESTIÓN DEL TIEMPO PUEDE RESUMIRSE EN ESTE DECÁLOGO:

1. Planificar por adelantado.
2. Programa actividades de ocio.
3. Promete menos y cumple más.
4. Divide los trabajos grandes en tareas manejables.
5. Haz un seguimiento de tus progresos.
6. Establece parámetros para decir “No“.
7. Haz y sigue una lista de prioridades.
8. Agrupa tareas según las capacidades requeridas.
9. Mantén los ojos abiertos para encontrar atajos.
10. HAZ LAS COSAS DE UNA EN UNA.

Escrito por: Kike Fernández (Coach personal y deportivo)
Vía: Kike Coach Deportivo

Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)

Patrocinadores

hola islas canariasgobierno-de-canarias cabildo gran canaria deportes consejo-superior-de-deportesayuntamiento-de-ingenio-2015halcon-viajes catering-carben rodriauto agua-de-teror  taller hnos ramirez soporte asesoria jose halcon 2017 01

 

Contacta con Nosotros

    

Multimedia

footer-icon-fotos0footer-icon-videos0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política