logo-desktop
logo-tablet
logo-mobile

Aunque en principio debía imperar el protocolo, la de anoche acabó por convertirse en una velada cargada de emociones y recuerdos en Ingenio. El Centro Cultural Federico García Lorca acogió, en el marco de las fiestas de La Candelaria, la entrega de los títulos de hijo predilecto e hijo adoptivo a nueve destacadas figuras de la sociedad ingeniense. El acto, en el que también se concedieron las distinciones Ingenio de Oro a 10 relevantes colectivos del municipio que destacan por su trayectoria histórica, sirvió asimismo para reconocer la labor de tres personalidades relevantes por sus labores sociales.

Tras un año que en Ingenio será recordado por las celebraciones del bicentenario de la jurisdicción municipal, la ceremonia arrancó con un vídeo que resumía todas las actividades llevadas a cabo durante 2016. Fue entonces cuando la presentadora del acto, Obdulia Artiles, fue llamando uno a uno a los galardonados, que accedieron al escenario acompañados de una azafata para ocupar en él un sitio preferente, y presentó a los miembros de la mesa presidencial.

En ese momento el alcalde, Juan Díaz, dirigió unas breves frases de bienvenida a los asistentes y cedió la palabra al secretario, que procedió a la lectura del acta del pleno en el que se aprobó la concesión de las distinciones y honores, celebrado el pasado lunes. A partir de entonces los verdaderos protagonistas del acto comenzaron a recibir sus reconocimientos. Los primeros fueron los colectivos distinguidos con el Ingenio de Oro, entidades todas con más de 50 años de historia a sus espaldas y que destacan por su aportación al desarrollo social y económico de Ingenio. Manolito Sánchez se encargó de recoger el galardón para Coros y Danzas; Pilar Valera, el de la Asociación de afectados del vuelo JK-5022, Luis Iván Hernández Medina, el del club de fútbol Ingenio; Francisco Sánchez Rodríguez, el del club de fútbol Unión Carrizal; Juan Valerón Artiles, el del club de lucha Maninidra; Blas Chil Ruano, el de la Heredad principal y mina del Carrizal; Rafael Estupiñán, el de la Heredad Acequia Real de Aguatona; José Cabrera Sánchez, el de la Sociedad de cultura y recreo La Juventud de Ingenio; y José Ricón Míguez, el de la Sociedad de cultura y recreo de Carrizal; Jose Ramón Díaz, el de la Asociación Deportiva Villa de Ingenio... A continuación, el timplista Abraham Ramos ofreció una emotiva actuación que arrancó los aplausos del público.

Los hijos adoptivos fueron los siguientes en recibir sus distinciones. La primera fue Pepa Aurora, a quien siguieron Dolores Verona Silva, Florencio González Fernández y Manuel Trujillo Artiles. Por último, los hijos predilectos recibieron de manos del alcalde sus honores empezando por David Castellano González para continuar con María Dolores Romero Caballero, Jacinto Sánchez Hernández -que recogió el reconocimiento otorgado a título póstumo a su padre Jacinto Sánchez Cruz-, Rafael Sánchez Valerón y Juan Jiménez Santana. Tras todos ellos, el alcalde entregó tres reconocimientos aprobados por el pleno del consistorio. El primero fue para Eliseo Frades, militar de origen leonés destinado en la base aérea de Gando que a sus 96 años se ha convertido en un vecino más del pueblo. Los otros dos, a título póstumo, recayeron en Tomás Viera, trabajador incansable de actos festivos en Carrizal y Juan Mateo Artiles, jardinero, barbero y organizador de fiestas.

Juan Díaz se dirigió en ese momento al atril para dar voz a un discurso que se convirtió en "un calado de loas y alabanzas para ofrecerlas a las personas reconocidas". El alcalde quiso destacar "el fruto de los valores" de la gente de Ingenio, "de amores y sentimientos que han inscrito con brillantes caracteres, bellas páginas del devenir de generaciones cuyo eje central gira en torno al tesón, la nobleza, la fuerza y el ingenio de sus habitantes".

El primer edil evocó durante su discurso rincones de la memoria colectiva plagados de recuerdos que forman parte de la idiosincrasia del pueblo. Mencionó, como no podía ser de otro modo, a sus artesanos, los regantes, las caladoras o los latoneros, y entre esas menciones destacó olores que despiertan en él evocaciones inconfundibles. Sus principales palabras estuvieron dirigidas a los jóvenes, a quienes animó a no dar por sentados sus derechos: "Los grandes cambios sociales son el resultado del trabajo de muchas personas que a nivel individual han puesto su granito de arena, y a su manera desde su estrado han luchado para cambiar el mundo", recordó.

Evocó para ello las palabras de Antonio González Viéitez cuando dijo que "se había perdido la conciencia de que lo que se conquista se puede perder y podemos tener unos jóvenes que no conocen su pasado y que lo condenan a no tener futuro". Díaz, que invitó a los presentes "a ser positivos", recordó aun así el peligro de la modernidad líquida de la que hablaba el filósofo recientemente fallecido Zygmunt Bauman: "No es sólido el estado nación, ni la familia, ni el empleo, ni el compromiso con la comunidad y hoy nuestros acuerdos son temporales, pasajeros, válidos sólo hasta un nuevo aviso", sentenció. Para finalizar, el alcalde apostó por un futuro "impregnado de valores y buenas costumbres".

Imagen de portada: El alcalde de la Villa de Ingenio, Juan Díaz, haciendo entrega de la distinción a Jose Ramón Díaz.
Foto: Antonio Artiles

Vía: La Provincia

Patrocinadores

hola islas canariasgobierno-de-canarias cabildo gran canaria deportes consejo-superior-de-deportesayuntamiento-de-ingenio-2015halcon-viajes catering-carben rodriauto agua-de-teror  taller hnos ramirez soporte asesoria jose halcon 2017 01

 

Contacta con Nosotros

    

Multimedia

footer-icon-fotos0footer-icon-videos0

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política